Construido en el siglo XV, al transformarse la villa en señorío de los Velasco. Está construida en piedra de sillería con sus muros rellenos de manpostería. La torre del homenaje, una de las mayores de La Rioja, queda prácticamente en el centro, es rectangular y se flanquea por torreones octogonales en las esquinas.
El castillo ha sido escenario de las distintas disputas entre los reinos de Navarra y Castilla. Su historia está unida a su localidad vecina Haro que, en 1430, pasó a manos castellanas.

Accesibilidad

AccesibleAccesible
PracticablePracticable
No accesibleNo accesible

Observaciones

Actualmente es propiedad particular, no visitable.
Hasta la plaza se puede acceder en coche

Características Generales

Practicable Entorno: Suelo empedrado

Planificar mi ruta

Deja una reseña

* La reseña quedará pendiente de moderación por parte de La Rioja Sin Barreras.
Acepto la política de privacidad
Valoración
Publicando...
Tu calificación se ha enviado con éxito
Por favor, rellena todos los campos
Captcha check failed