Se trata de una elegante obra barroca del siglo XVIII, construida entre 1753 y 1766 con sillares de piedra arenisca extraídos de las canteras de las inmediaciones.
Estamos, sin lugar a dudas, ante el edificio dieciochesco más original y espectacular del panorama del arte riojano de este siglo, sobre todo por la forma tan singular de organizar la fachada.
A pesar de que el juego de curvas ya se había ensayado en la ermita del Santo Cristo de Briones, su precedente más claro es la portada de la iglesia de ‘San Carlo alle Quatro Fontane’ en Roma, realizada por Borromini en el siglo XVII.

Accesibilidad

AccesibleAccesible
PracticablePracticable
No accesibleNo accesible

Observaciones

Las capillas son visibles desde el interior de la iglesia

Características Generales

Accesible Entorno 
No accesible Acceso Principal: Peldaño de 18 cm. más 2 peldaños propios de las puertas de 12 cm
Accesible Movilidad Interior Horizontal

Características Particulares

No accesible 4 Capillas laterales: peldaños de 9 cm.
No accesible Altar Mayor: 3 peldaños de 15 cm.

Planificar mi ruta

Deja una reseña

* La reseña quedará pendiente de moderación por parte de La Rioja Sin Barreras.
Acepto la política de privacidad
Valoración
Publicando...
Tu calificación se ha enviado con éxito
Por favor, rellena todos los campos
Captcha check failed