Desde principios del siglo XII la parroquia se ubicó en una capilla de la iglesia del monasterio de Santa María la Real. Debido a los constantes conflictos entre los monjes y los clérigos, estos últimos obtienen en 1552 una bula de Julio II que autoriza la construcción de una nueva parroquia fuera del monasterio. Está declarada Monumento Nacional. El altar mayor está presidido por un cristo romanista tallado hacia 1590.

Accesibilidad

AccesibleAccesible
PracticablePracticable
No accesibleNo accesible

Observaciones:
Entrada por C/ San Prudencío

Características Generales
Accesible Entorno
No accesible Acceso Principal: 
Puerta de 0,80 m. y peldaño de 12 cm. hacia el interior
Accesible Movilidad Interior Horizontal

Planificar mi ruta

Deja una reseña

* La reseña quedará pendiente de moderación por parte de La Rioja Sin Barreras.
Acepto la política de privacidad
Valoración
Publicando...
Tu calificación se ha enviado con éxito
Por favor, rellena todos los campos
Captcha check failed