La iglesia de Santiago el Real constituye una de las paradas de los peregrinos. Fechado en el siglo XVI, es el templo más vinculado a la ciudad. En él se reunía el concejo municipal y se guardaba el archivo. La fachada, concebida a modo de arco del triunfo (siglo XVII), está decorada con dos esculturas del santo, uno con hábitos de peregrino y un Santiago Matamoros.
La iglesia consta de una única nave en salón, sin columnas y de amplias dimensiones.
Retablo mayor del s. XVII, relicario del XVIII; también destacan su órgano, rejería e imagen de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Esperanza.
Junto a la iglesia encontramos la fuente de Santiago, también llamada «de los peregrinos», ya que aquí podían pararse a descansar y refrescarse.

Accesibilidad

AccesibleAccesible
PracticablePracticable
No accesibleNo accesible

Características Generales
Accesible Entorno
No accesible Acceso Principal
Peldaño de 7 cm.
Accesible Movilidad Interior Horizontal
No accesible Coro
Peldaño de 15 cm

Planificar mi ruta

Deja una reseña

* La reseña quedará pendiente de moderación por parte de La Rioja Sin Barreras.
Acepto la política de privacidad
Valoración
Publicando...
Tu calificación se ha enviado con éxito
Por favor, rellena todos los campos
Captcha check failed