La iglesia de Santiago el Real constituye una de las paradas de los peregrinos. Fechado en el siglo XVI, es el templo más vinculado a la ciudad. En él se reunía el concejo municipal y se guardaba el archivo. La fachada, concebida a modo de arco del triunfo (siglo XVII), está decorada con dos esculturas del santo, uno con hábitos de peregrino y un Santiago Matamoros.
La iglesia consta de una única nave en salón, sin columnas y de amplias dimensiones.
Retablo mayor del s. XVII, relicario del XVIII; también destacan su órgano, rejería e imagen de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Esperanza.
Junto a la iglesia encontramos la fuente de Santiago, también llamada «de los peregrinos», ya que aquí podían pararse a descansar y refrescarse.

Accesibilidad

AccesibleAccesible
PracticablePracticable
No accesibleNo accesible

Características Generales
Accesible Entorno
No accesible Acceso Principal
Peldaño de 7 cm.
Accesible Movilidad Interior Horizontal
No accesible Coro
Peldaño de 15 cm

Planificar mi ruta

Deja una reseña

* La reseña quedará pendiente de moderación por parte de La Rioja Sin Barreras.
Valoración
Publicando...
Tu calificación se ha enviado con éxito
Por favor, rellena todos los campos
Captcha check failed