San Asensio celebra desde 1977 la Batalla del Clarete, una fiesta consolidada en la que se utiliza el vino como elemento arrojadizo.

Para la celebración de esta fiesta las bodegas de la comarca donan hasta 40.000 litros de vino clarete, que serán utilizados por los vecinos y visitante como herramienta de lucha lúdica y festiva. Esta fiesta incluye la celebración de catas gratuitas o las tradicionales vueltas en las que danzadores danzan por las calles del municipio hasta la Plaza Nueva.

Esta tradición se ha convertido en uno de los símbolos de la localidad y en un elemento indispensable en la promoción del vino clarete fuera de la región, además de en una fiesta dinamizadora de la economía de San Asensio y de las localidades vecinas, que ven abarrotados sus restaurantes, comercios y establecimientos turísticos durante los días de la celebración.

Los vinos claretes son los procedentes de mostos obtenidos con la mezcla de uvas tintas y blancas y cuya fermentación, se hace parcialmente en presencia de orujos de uva tinta. Se trata de un vino fresco y de consumo frío, entre 8 y 10ºC.