La Danza de los zancos es una fiesta folclórica tradicional de Anguiano, declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial.

En ella ocho jóvenes del pueblo, provistos de zancos de mínimo 45 centímetros de altura y amplios faldones, se lanzan por una cuesta empedrada girando sobre si mismos.

Historia

El origen de esta particular danza no está del todo claro. Existen teorías e hipótesis de todo tipo. Lo que más se extiende es que era algún tipo de ritual (no se sabe si religioso o pagano) con el fin de agradecer al sol para que se de una buena temporada en el campo con las cosechas. De ahí  el color naranja de la saya que es como si se reflejara el sol en esta.

Originalmente los zancos eran usados en la zona del alto Oja para recorrer zonas húmedas y en época de nevadas, aunque se desconoce el motivo por el cual se incorporó a las danzas de veneración a Santa María Magdalena. La primera referencia escrita es un documento municipal de mayo de 1603.

Actuaciones
  • El Pasacalles – Reclamo que los danzadores hacen a los habitantes de Anguiano. Colocados en dos filas de a cuatro, delante de los músicos, recorren los tres barrios. Actualmente se hace la víspera de la fiesta por la tarde, el día de la Magdalena por la mañana y el día 23 también por la mañana. En la Fiesta de Gracias se repite el mismo proceso que en la Magdalena, según sea víspera, día grande o día “chiquito”.
  • La Procesión – Durante las procesiones los músicos tocan y los danzadores interpretan el denominado “Paso de la Santa”.  Cuando la procesión se detiene, los músicos cambian el sonsonete del Paso de la Santa por el de “La Tocata”, donde los danzadores, en dos filas de a cuatro enfrentadas, levantan sus zancos hacia atrás y dan oportunos giros.

El 22 de julio, día grande de la Patrona, se realiza con recorrido circular con salida y llegada a la Iglesia de San Andrés.

La Procesión de la Ermita, domingo siguiente al día de la Ascensión con una Romería cuyo fin es el de bajar a la Santa al pueblo.

La Procesión a la Ermita, el último sábado de septiembre se celebra la Fiesta de Acción de Gracias devolviendo a la Santa a su Ermita.

  • Danzas de “La Obra” – Una vez que los danzadores tienen bien atados sus zancos se ponen en pie y se dirigen frente a la puerta de la iglesia donde delante de la imagen de la Virgen esperan oír las notas del tamboril y las gaitas entonando primero la melodía del Saludo, al que le sigue la Entradilla y la Tocata.
  • Las Escaleras – Las escaleras por las que bajan girando los danzadores de Anguiano son siete. El danzador necesita mucho arrojo y sangre fría pues se trata de la situación más insegura de toda la Danza, con mínimo punto de apoyo, terreno más que inestable y ensayos inexistentes. Cuando la tocata indica que su turno se aproxima, el danzador se coloca vista al frente hacia la iglesia, de espaldas al recorrido, levantando airoso sus zancos a ritmo de castañuelas. De pronto abandona el grupo y cual peonza humana que gira en el sentido contrario a las agujas del reloj, describiendo en ello una curva de noventa grados, va dirigiendo sus pasos a la escalinata que desafiante le espera.
  • La Cuesta – Por turno se van al centro y con la vista puesta hacia los músicos levantan alternativamente hacia atrás sus zancos, hasta que las gaitas dictan que es momento de tirarse. Con un fuerte pisotón del pie derecho y brusco giro a la izquierda, comienzan el vertiginoso descenso cual peonza humana. Y al terminar, un “colchón humano” pone fin por un momento a este viaje con retorno. Pues, por el lado izquierdo y procurando no molestar a los compañeros que bajan danzando, suben la Cuesta hasta ocupar de nuevo su sitio en el grupo y esperar su segunda, tercera, y puede que hasta su sexta vez, porque los músicos y autoridades van bajando poco a poco haciendo que las tiradas sean cada vez más cortas.
  • Los Troqueados – Son danzas que se hacen sin zancos, su principal característica es que se ejecutan chocando unos palos y efectuando varios desplazamientos y cruces entre los danzadores.

Danzadores de anguiano mosaico

Cuando ver a los Danzadores de Anguiano:

Son tres las fiestas de Anguiano en la que tienen alguna intervención los danzadores, a saber:

  • Mayo: El domingo siguiente al día de la Ascensión el pueblo se desplaza hasta la Ermita de la Magdalena para bajar a su Santa a pasar el verano en la iglesia parroquial de San Andrés. Se celebra una Romería tradicional, en la que los danzadores acompañan en todo momento a su Patrona y al festejo se le conoce como la Fiesta de la Bajada de la Santa o Fiestas de Mayo.
  • Julio: Festividad de la Patrona Santa María Magdalena. Ya en el siglo XVII se hablaba de esta fiesta como celebrada desde tiempo inmemorial. Tiene su día grande el 22 de julio, pero también su correspondiente víspera y su día de la “Magdalena chiquita”.
  • Septiembre: El último sábado de septiembre se celebra la Fiesta de Acción de Gracias. Terminadas las cosechas se desanda el camino que se hiciera en mayo desde la Ermita, para devolver a la Santa a su casa tras agradecer sus favores.

La siguiente tabla explica y deja fijado el calendario de actuaciones con horarios e indumentarias. Para mayor información sobre la Danza de Anguiano pincha aquí

Tabla de actuaciones