La villa de Villoslada de Cameros, coincidiendo con el primer domingo de Julio celebra, ininterrumpidamente desde el siglo XVI, la Fiesta de la Caridad Grande que tiene lugar en las campas cercanas a la ermita de la Virgen de Lomos de Orios, y a la que concurren más de 10.000 peregrinos que se dan cita este día llegados de toda La Rioja y de las provincias limítrofes.

En la ermita se reparten miles de raciones de carne de cordero y un bollo de pan bendecidos a todos los romeros, carne donada por los descendientes de emigrantes de Villoslada afincados en América del Sur, como agradecimiento a su buena fortuna. Carne que es asada en los asadores que allí hay instalados y se come sentados en las mesas que hay diseminadas por el entorno de la ermita.

Con esta caridad se recuerda y cumple la promesa de unos pastores trashumantes de Villoslada que en 1520 y de regreso de Extremadura, se encontraron con una partida de soldados de la Guerra de los Comuneros que tenían la pretensión de robarles el ganado.

Fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional en junio de 2004.