La fiesta de la Molienda de Ocón se celebra el segundo fin de semana de agosto, coincidiendo con el final de la cosecha del cereal en La Rioja.

El ejecutivo regional ha declarado la Molienda de Ocón como Fiesta de Interés Turístico regional por el arraigo popular y la tradición de una fiesta agrícola que atrae cada verano a más de dos mil personas hasta el valle de Ocón.

Unas 200 personas ataviadas con las antiguas ropas de labranza, provistos de las antiguas herramientas que se usaban, hoces, guadañas o trillos, y también acompañados de animales como caballos, burros y yeguas, hacen la demostración de la tradicional siega, trilla y molienda.

Las labores del trigo han formado parte de la vida cotidiana de muchas poblaciones de nuestra comunidad y se mantienen vivas en la memoria de aquellos que las realizaban.

Está fiesta también nos permite conocer de cerca el molino de viento de Ocón, único en la región y réplica del original del siglo XV.

También se cuenta con un mercado con más de 40 puestos de productos artesanos, animación musical y teatral, varias degustaciones de la gastronomía local y visitas guiadas tanto al molino de viento de Ocón como al trujal olivarero del municipio.